No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luz (Parte1)

No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De LuzParalelo entre los síntomas de mutaciones y el Síndrome de Fatiga Crónica

No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luz. El Proceso del Cuerpo de Luz, la limpieza y la elevación de la energía del cuerpo biológico trae consigo una gran cantidad de síntomas particulares un poco incómodos. Estos pueden llegar a ser tan fuertes, que la persona pueda creerse enferma y necesite y busque el apoyo de cualquier forma de curación que considere apropiada.

Es muy posible que los síntomas incapaciten a la persona para el trabajo total o parcialmente. Eso solo pueden definirlo los médicos. Pero es importante saber que el Proceso del Cuerpo de Luz, en lo que concierne a los síntomas, también posee un nombre médico y que en el mundo de la medicina profesional se le conoce como Síndrome de Fatiga Crónica o CFS Así que no te angusties No Estás Muriendo, Estás Mutando! hacia un Cuerpo de Luz.

Una lista, que yo hice, sobre los síntomas que produce la activación del Cuerpo de Luz, fue publicada en la revista Licht Forum en su edición del invierno 1995/96. Pero solamente unos meses después, en el verano de 1996, logré encontrar la misma información en algunos libros americanos sobre espiritualidad, que confirmaron los datos que ya tenía.

En esa época no sabía que en una forma paralela los médicos habían venido observando, y de hecho ya habían descubierto, los síntomas de una nueva enfermedad. Al respecto, en 1997 hice, para los medios de comunicación masiva, una investigación sobre la aparición misteriosa de esta enfermedad.

A raíz de esto pude comparar, y repentinamente vi la equivalencia perfecta entre los síntomas del Proceso del Cuerpo de Luz a nivel global y la nueva enfermedad que los médicos consideraban como invalidante. Hay que aclarar que cuando los investigadores médicos comenzaron a observar esta dolencia nada sabían de la información que ya era conocida entre los trabajadores de la Luz respecto a este conjunto de síntomas.

No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De LuzMuchos nombres

El Proceso del Cuerpo de Luz es, abreviando un poco, la espiritualización de la totalidad de un hombre, que se logra por medio de la limpieza y de la elevación de la frecuencia de energía de su cuerpo físico. Se usan otros nombres para describir lo mismo:

Mahatma, o el Proceso de Ascensión. Estos nombres diferentes se refieren a distintos aspectos de la misma experiencia. Cuando usamos el nombre “Proceso del Cuerpo de Luz” ponemos el énfasis en los cuerpos biológico y etérico y nos enfocamos, en una forma precisa, al aspecto energético de esta experiencia.

Doce niveles.– Para lograr una mejor comprensión, se puede dividir el Proceso del Cuerpo de Luz en doce niveles diferentes, que son perceptibles para cada uno dentro del nivel apropiado en que vibra ese ser, puede ser a niveles físico, emocional, mental o espiritual. Podemos colocar estos niveles dentro del siguiente cuadro:

Nivel – Síntoma

  1. Nivel Físico
  2. Nivel Físico/ Mental
  3. Nivel Físico/ Emocional
  4. Nivel Físico/ Espiritual

Estos niveles no son lineales, sino que dependen de cada ser individualmente en cuanto a los efectos y a la intensidad de la manifestación de los síntomas. Quiero nuevamente referirme al cuadro que usé en mi anterior artículo titulado “El Cuerpo de Luz”. Podemos entender más fácilmente este cuadro si imaginamos doce cables eléctricos conectados a una hilera de lamparitas.

Cada hilera de lámparas tiene su propio color. Con la activación de cada cable se da un impulso eléctrico a la red y se enciende la primera lamparita. Luego con cada paso evolutivo la lamparita siguiente comenzará a alumbrar. Y así sucesivamente.

Para todas las humanidades se da este proceso de acuerdo a los cambios en las estructuras energéticas del planeta donde habiten, como Kryon y otros maestros espirituales les han aclarado ya en sus mensajes. En estos tiempos, por lo menos la primera lámpara de cada hilera ya ha sido activada con energía y en todos los hombres ha comenzado ya algún tipo de despertar al Proceso del Cuerpo de Luz.

Dependiendo de la constitución de la energía áurica, del grado de desarrollo de la consciencia y de la velocidad a la cual se expande esa consciencia, se encenderán las lamparitas de las doce hileras en una forma alternada, ahora aquí, ahora allá, todas recibirán paulatinamente el impulso eléctrico necesario.

Correspondiendo a esta actividad se manifiestan los síntomas que, como ya explicamos, son la consecuencia directa de esta activación, pero estos síntomas varían en duración e intensidad. No existe ningún esquema que pueda considerarse como prototipo del proceso.

Muchos síntomas. La lista de los síntomas del Proceso del Cuerpo de Luz es larga, y No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luzseguramente en esta lista quedarán faltando algunos que se me escapan:

Síntomas del cuerpo físico

* Fatiga crónica. Agotamiento * Cansancio repentino * Sensación de embotamiento * Dolor e inflamación de algunos ganglios* Síntomas de gripe * Abruptos y tal vez violentos dolores de cabeza * Dolor en músculos y articulaciones * Fiebre, temperatura alta en forma crónica * Dolor de garganta y dolor de oído * Dolor en la nuca * Sensación de presión en el entrecejo, entre los dos ojos y dentro del cráneo * Estreñimiento o diarrea * Engordar o adelgazar * Alteraciones del ritmo del corazón, (el corazón late alocadamente)

* Dolor en el área del corazón * Alteraciones de los sentidos * Escuchar internamente un silbido permanente * Sequedad de las mucosas * Calores repentinos, sensación de arder o rasquiña * Sensación de punzadas de dolor en varios sitios del cuerpo * Sensación de hambre fuera de lo que se considera habitual * Sensibilidad agudizada a la luz, al ruido, a los sabores ácidos o dulces.

Alteraciones del sueño

* Dificultad para conciliar el sueño * Interrupción repentina del sueño * Falta de sueño * Incremento en la necesidad de dormir* Sudoración mientras se duerme * Helarse durante la noche * Amanecer cansado, el sueño no brinda descanso

Perturbaciones mentales

* Lagunas en la memoria, dificultades para memorizar * Desorientación en el espacio * Dificultades para orientarse o dar orientación * Dificultades para resolver problemas * Lentitud en respuestas intelectuales * Dificultades para procesar información visual y auditiva * Olvidos * Sensibilidad a flor de piel * Mente enredada y confusa * Incapacidad para concentrarse * Dificultades para hablar o discutir * Entorpecimiento

* Problemas para encontrar la palabra adecuada * Rechazo * Dificultad para trabajar en mas de una cosa a la vez * Dificultad en las operaciones matemáticas, aún las más fáciles * Problemas con la expresión verbal * Problemas motores * Dificultades para el pensamiento lógico y abstracto * Distorsión de la memoria a corto plazo * Escuchar voces interiores o tener visiones internas. Perturbaciones emocionales* Estados de miedo y de pánico * Depresiones *

No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luz
No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luz

Cambios repentinos de humor Desde los años 70. Con el comienzo de la llegada al planeta de frecuencias muy altas de luz en la década de los 70 comenzó el Proceso del Cuerpo de Luz, aún cuando muchos trabajadores de la Luz no tenían idea de lo que estaba ocurriendo.

Mirando yo hacia atrás puedo recordar que sin razón alguna surgieron en mí sensaciones en extremo incómodas en la garganta, a veces un cansancio repentino se apoderaba de mí, y noté un incremento en la caída del cabello.

La gran fatiga duró bastante y solo Dios sabe todo lo que hice y cuantos medicamentos tomé para tratar de sentirme mejor y sanar mi cuerpo. Ni yo ni ningún médico teníamos idea de lo que me ocurría. Entonces mi sistema endocrino y el sistema inmune comenzaron a fallar. Nadie hablaba entonces del “Síndrome de Fatiga Crónica”, y mucho menos se sabía algo del Proceso del Cuerpo de Luz.

Criterios de los norteamericanos para el diagnóstico del CFS (Síndrome de Fatiga Crónica)

Criterios principales

* Fatiga crónica o recurrente por más de 6 meses * El descanso y el sueño no aportan recuperación * La eficiencia en el trabajo se reduce en más de un 50% * Otras enfermedades ya han sido excluidas, especialmente enfermedades psiquiátricas.

Criterios secundarios

* Fiebre baja (37 a 38.6) * Helarse, sentir mucho frío * Dolor de garganta * Ganglios inflamados y dolorosos * Debilidad en los músculos * Dolores musculares. Myalgia * Agotamiento que dura más de 24 horas sin tener causas que lo provoquen * Dolor de cabeza Problemas Neuropsicológicos * Perturbaciones en los sentidos

* Alteraciones en la memoria * Sensibilidad muy acentuada * Confusión * Dificultades para pensar* Falta de concentración * Depresión * Aumento o disminución de la necesidad de dormir *Comienzo de estos síntomas en una forma abrupta.

Resultados después de un examen médicoNo Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luz

* Temperatura un poco alta * Dolor de garganta * Ganglios dolorosos

CFS (síndrome de Fatiga Crónica) Desde los años 70 en adelante fueron miles los trabajadores de Luz quienes, con diversos síntomas, como yo, tuvieron que buscar ayuda médica. Sabemos que desde los años 70 y 80 la ciencia médica de los Estados Unidos comenzó a prestar atención a un nuevo cuadro clínico con gran variedad de síntomas. Al final de los años 80 se acordó darle un nombre clínico oficial: Chronic Fatigue Syndrome CFS (Síndrome de Fatiga Crónica), porque en todos los casos la constante era el agotamiento crónico de los pacientes.

La primera definición del CFS constaba de 2 criterios principales, 14 secundarios y 10 síntomas, tres de los cuales podían ser percibidos en el examen médico.

Millones.

Desde los primeros diagnósticos de este Síndrome el número de pacientes se ha multiplicado significativamente. Hoy se pueden contar por millones (10 a 15 millones solamente en los Estados Unidos). También se han disparado los costos por inversiones en tratamientos, terapias, investigación, pérdidas en rentabilidad del trabajo etc.

Por las dificultades en el diagnóstico, y la situación de desconocimiento de terapias apropiadas, los pacientes de CFS pertenecen al grupo de pacientes llamados Doctor Shopping (de compras por un médico) porque van de un médico a otro, de un diagnóstico al siguiente, de una terapia a otra siempre sin ningún resultado.

Mucha investigación. En los Estados Unidos ya existen muchas clínicas y centros de investigación que aplican los últimos descubrimientos – todo desde el punto de vista de las escuelas de la medicina tradicional -. Existen estudios que inclusive relacionan el CFS con la infección HIV (SIDA), solamente porque el tiempo de aparición de ambas enfermedades coincide.

Otros científicos buscan algo en conexión con los daños sufridos por el medio ambiente, los venenos empleados en la naturaleza, y creen que pueda ser una enfermedad “de la civilización”, porque nuevamente el CFS comenzó a aumentar proporcionalmente a la destrucción del medio ambiente y a las enfermedades derivadas de esta condición, como es el caso del incremento en las alergias.

No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De LuzCamino sin salida. La medicina en muchos países ha aceptado usar el nombre “Síndrome de Fatiga Crónica” y se diagnostica la enfermedad según una lista idónea de síntomas.

La mayoría de los médicos interpretan el hecho de que no existan exámenes apropiados para diagnosticar el CFS a varios factores: la dificultad de encontrar un síntoma característico que oriente a los científicos, la carencia de tecnología apropiada dentro del marco de la ciencia actual y al hecho de que no son conocidas las causas que provocan esta enfermedad ni dentro del ámbito médico, ni del psiquiátrico.

Tampoco existe una terapia apropiada y definitiva para curar el CFS, la ciencia médica se limita a aliviar cada síntoma por separado. Ni tampoco se sabe nada sobre el desarrollo específico de la enfermedad.

A pesar de que abiertamente la oscuridad reina en cuanto a la causa, combinación de síntomas, desarrollo de la enfermedad y terapia apropiada, el Síndrome de Fatiga Crónica presenta un cuadro clínico reconocido internacionalmente que se encuentra ya clasificado dentro de las enfermedades catalogadas por la Organización Mundial de la Salud (WHO), en cuyos archivos figura con el código G 93.3. Allí el CFS se conoce con el nombre científico de Encefalomielitis Myálgica.

En esta forma se cataloga como enfermedad a lo que realmente es la reestructuración de la raza humana en su Proceso del Cuerpo de Luz, que presenta efectos colaterales que incluyen muchos padecimientos físicos.

Sobre el transcurso de la enfermedad dicen la mayoría de los reportes que muchos enfermos de CFS con el tiempo han mejorado, la mayoría de ellos después de pasar algunos años muy limitados en sus actividades. Por el contrario otros, como el investigador Dr. William Collinge, quien en su libro “El Síndrome de Fatiga Crónica” afirma que él no ha conocido hasta ahora a ningún paciente que haya podido volver al estado físico de salud integral en el que se hallaba antes de haber aparecido la enfermedad.

Sin embargo, añade, ha observado que muchos pacientes en esta situación han desarrollado un nuevo estado de conciencia, y han aprendido a convivir con la enfermedad. Es más, los reportes de sus pacientes le han llevado a deducir que inclusive, debido a la enfermedad, muchos han podido encontrarle un sentido a la vida. Hay que considerar también que entre las medidas para evadir el stress y la angustia (que pueden agudizar los síntomas del CFS) el autor del libro “Síndromes de Fatiga Crónica y Fibromialgia”, Peter A. Bergs recomienda: técnicas de relajación.

En resumen

Para mí no existe ninguna duda de que lo que unos llaman “El Proceso del Cuerpo de Luz” para otros se traduce en “Síndrome de Fatiga Crónica”. Yo puedo darles una pista general e indicar una dirección que creo correcta, pero no puedo poner el punto final con pruebas definitivas.

También es importante aceptar que un médico, que solamente esté orientado por los cánones de la medicina tradicional, no quiera reconocer que el Síndrome de Fatiga Crónica tiene una perspectiva espiritual y que para otras personas significa solamente el Proceso del Cuerpo de Luz, o el Proceso hacia la Ascensión.

Aún si pudiera probar con certeza mi afirmación, esto tampoco serviría de nada a unNo Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luz médico, porque no sería aceptable, desde el punto de vista científico, el diagnosticar a su paciente que tiene los síntomas del “Proceso del Cuerpo de Luz”. Hay que dejar en claro, sin embargo, que cuando surge el nombre de “Síndrome de Fatiga Crónica” muchos médicos no logran comprender nada.

Como lo dije antes, el CFS figura en la WHO con el código de diagnóstico G 93.3 y el nombre específico de Encefalomyelitis Myálgica. Pero este es solo uno de los nombres con que los médicos han clasificado al proceso del Cuerpo de Luz en el transcurso de sus investigaciones. Se han dado distintos nombres a la misma dolencia de acuerdo con los síntomas que en cada caso entren en consideración: Encefalomyelitis Myálgica por los intensos dolores de cabeza que se presentan, Fibromyalgia por los dolores en músculos y los miembros.

Otros investigadores consideran que la CFS es causada por un virus y entonces lo llaman Síndrome de Agotamiento postviral, o Síndrome de Fatiga Postinfecciosa. Hay también aquellos que lo asocian con fallas del Sistema Inmune y entonces el nombre de la etiqueta es Síndrome de cansancio por disfunción Inmunitaria (MIDS). Hay quienes creen que se debe a una falla en las funciones hormonales y especialistas que se concentran más en los síntomas psiquiátricos de los pacientes. No Estás Muriendo, Estás Mutando! Hacia Un Cuerpo De Luz

Fuentes:

Para el lector que está interesado en el aspecto espiritual del proceso recomiendo un pequeño libro titulado “El Proceso del Cuerpo de Luz”. Con su lectura podrán empezar a considerar sus síntomas, no como enfermedad, sino como un proceso intenso de mutación hacia el hombre Crístico.

En esa misma línea recomiendo la lectura de: “The Chronic Fatigue Syndrome” (“El Síndrome de Fatiga Crónica”) de William Collinge. También ”Síndromes de Fatiga Crónica y Fibromyalgia” de Peter A. Berg.

Por Reindjen Anselmi”
Traducción del alemán por Hortensia Galvis Ramírez
Editado por Tony de Pablo ©

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *